Buscar:

Búsqueda por persona mencionada:
Coloque el apellido con la inicial en mayúscula y, de corresponder, el acento.

 

 

Historias de Rojas

1829-1899

IMAGENES DE LA ESTANCIA DE CANO

Escribe: Alberto del Solar Dorrego
aedelsd@gmail.com

(Haciendo clic en las palabras subrayadas se obtiene mayor información)

En un trabajo de José María Pardo, publicado en el 2002, se relata que Juan Cano era casado con Carmen Díaz Vélez, hija del guerrero de la independencia, el general Eustaquio Díaz Vélez que tomo el fuerte de Tandil, en el levantamiento de los hombres del Sur contra Rosas, y tuvo que emigrar a Montevideo hasta después de Caseros para salvar su cabeza.

El hijo de Juan Cano, y heredero de los campos de Rojas, fue Roberto Cano, que nació en 1847. Esta estancia la obtuvo su padre en enfiteusis y le fue escriturada por Rosas en 1839.

Dibujo de la fachada del edificio principal destinado al uso de la familia
y amistades, que constaba de 37 habitaciones. A la derecha se ve una
montaña-gruta artificial que tenía caída de agua. (clic para ampliar).

Se dice que esta estancia fue la que primero estuvo dotada de alumbrado a gas de acetileno y agua corriente por bombeo privado. Nosotros nos limitaremos a reproducir el comentario de la revista SOUTH AMERICAN JOURNAL, de Febrero de 1887: ‘...la propiedad mide unas 90 millas cuadradas y es no solo una casa de verano para el Sr. Roberto Cano, su familia y sus amigo; también una fuente de grandes ingresos como puede verse si se calcula el valor de la lana que produce y la venta del ganado. Los edificios de la estancia son demasiado numerosos para mencionarlos todos; forman como una pequeña ciudad. Entre ellos se encuentran inmensas caballerizas, galpones de maquinarias que contienen sierras circulares, trituradoras de granos, desgranadoras de maíz, todas con motores de la compañía inglesa Richard Garret and Co. Un inmenso galpón esta dedicado a la esquila y tiene las vías de ferrocarril entrando hasta sus plataformas, ahorrándose axial, el costo adicional de transportar la lana hasta la estación, para su despacho. Hay también aquí una gran maquina prensadora de lana. Se enfardan entre 200.000 y 250.000 kilos de lana al año. En la estancia hay 100.000 ovejas, 40.000 vacunos y unos 12.000 caballos. Se venden anualmente unas 10.000 cabezas de vacunos...’ Hasta aquí el comentario de la mencionada revista.

Vista tomada en 1882 de un sector del casco de la estancia. (clic para ampliar).

Fotografía tomada en 1882 desde el mirador. Quien disfrute de buena vista,
podrá apreciar una hilera de seis carretas tiradas por tres yuntas de bueyes
cada una. Es probable que estuvieran cargando fardos de lana, proveniente
de las 100.000 ovejas que había en la estancia. (clic para ampliar).

A 200 m. del casco había un hipódromo similar al que existía
en Palermo en aquella época (1882). La foto está tomada en el día
de la carrera inaugural. (clic para ampliar).

No obstante la opulencia, con respecto a lo que era y representaba esta estancia, entre las grandes estancias ganaderas argentinas de nuestra provincia, según el citado comentario de 1887, tenemos la desagradable sorpresa de comprobar con este aviso del diario ‘La Prensa’, del 17 de Julio de 1899: ‘...La ultima gran venta de los campos de ‘San Jose’ de Cano, en Rojas, 17.486 hectáreas de prados naturales, remataremos en lotes y sin base, el 16 de Agosto en nuestra casa, San Martín 361.’ En este remate, no entraba la estancia ‘Las Palmas’, de la otra heredera, hermana de Roberto Cano, doña Susana Cano de Hunter.

Debemos acotar que la estancia ‘San Jose’, lindaba con el ejido de Rojas, y dos de las chacras del ejido, linderas con la Estancia, en remate, sin base, eran propiedad de don Francisco Hegoburu, familia tradicional de Rojas, entroncada con Oyhanarte, y por lo tanto cuna de Horacio y Raúl Oyhanarte, de destacada actuación política en el país, que después fueron vecinos en La Plata.

Acuarela de Jorge Bertero en la que ha elaborado
esta imagen en base a las fotos precedentes. (clic para ampliar).

Otras estancias tradicionales

Entre las muchas que se pueden mencionar son: ‘La Vigía’ de Dorrego del Solar e Inés Dorrego de Unzue, que formaba parte en su origen de Luís Dorrego, que se extendía hasta Salto. La estación ‘Inés Indart’, esta dentro de esos campos, que los Dorrego poseyeron desde 1822.

Para 1919, fecha del catastro rural de Rojas, practicado por la Dirección de geodesia, los establecimientos de mas extensión eran: “San Jacinto”, de doña Maria Unzue de Alvear, la dama porteña que enviudo a los 5 años de casada de don Ángel T. De Alvear y se mantuvo en ese estado hasta su muerte.

La otra estancia de gran superficie era ‘Sol de Mayo’, de Justo del Carril, compartida con ‘La Soledad’ de del Carril Orlowski.

Y a propósito de ‘La Vigía’, de los Dorrego, encontramos una perla magnifica al recorrer la documentación:

Resulta que la Municipalidad de Rojas, debe ser la única en la provincia que les ha dado nombre a los cuarteles en que se divide el partido. La ordenanza data del 28 de enero de 1913, y divide el partido en 13 cuarteles de esta manera: Primera Junta, Independencia, Libertad, General Belgrano, Coronel Dorrego, Valentín Alsina, General Paz, Rauch, Presidente Quintana, San Martín, Echeverría, Ingeniero Mitre y General Lavalle.

Saben uds. cuales propiedades comprende el cuartel 13, General Lavalle? Pues todos los campos de Dorrego, sobre el arroyo ‘Las Saladas’. Hubo mala intención?, fue casualidad? Es bueno recordar que las ventanas del palacio del Dorrego-Ortiz Basualdo, frente a la plaza Lavalle, con un gran parque, y árboles añejos sobre Libertad y Viamonte, no se abrieron más, después que se emplazo, en su frente, el monumento al general Lavalle.

Actualmente, todo ese sector de la antigua Quinta o Palacio de los Dorrego, forma parte también de la plaza Lavalle, antes plaza del Parque, por ensanche de esta, hasta la avenida Córdoba.

También recordemos que Lavalle y Dorrego protagonizaron aquel hecho luctuoso, de nuestra historia, en el año 1828, también en un día 13 de Diciembre, en los campos de Almeyra, junto a la Laguna de Navarro.

Alberto del Solar Dorrego
Junio de 2013

Permitida la reproducción total o parcial del material aquí publicado, citando la fuente.
Las opiniones vertidas son de exclusiva responsabilidad de los autores.
© CiudadRojas, enero de 2010.