Buscar:

Búsqueda por persona mencionada:
Coloque el apellido con la inicial en mayúscula y, de corresponder, el acento.

 

 

Historias de Rojas

En 1887 se estableció en Rojas el peluquero y fotógrafo Gaspar Pedro Corti y retrató a lo más granado de la sociedad. A veces era el casamiento, otras el señorial jefe de familia o todo el grupo en artística pose, con un pintado telón de fondo. Gaspar Corti fabricaba sus placas (no existían las películas de celuloide) con gelatina y bromuro de plata sobre vidrio. Después de usadas, les sacaba la gelatina con agua tibia y un marlo, a fin de utilizar el vidrio para otra nueva. Con esa artesanía logró mantener a once hijos y hacer un buen edificio de dos plantas. En la superior tenía su “atelier” con techo y pared de vidrio para aprovechar la luz natural, única fuente de iluminación para sus fotografías. Graduaba la intensidad y dirección de la luz con un juego de cortinas.

1880-1919

GASPAR CORTI: PELUQUERO y FOTÓGRAFO

Escribe: Fernando Luis San Martín

(Haciendo clic en las palabras subrayadas se obtiene mayor información)

INTRODUCCIÓN

A fines del siglo XIX, la situación económica y laboral en los países europeos, se tornaba un tanto insostenible, lo que obligo a miles de italianos, polacos, húngaros y ucranianos entre otros, a poner sus ilusiones y esfuerzos en otras latitudes. Es así como en 1880, llega al puerto de Buenos Aires, Don Gaspar Pedro Corti, de nacionalidad italiana, católico, con 16 años de edad y de profesión “barbero y fotógrafo”; por aquel entonces los italianos formaban la colectividad extranjera más numerosa de la Capital Federal y del Gran Buenos Aires, dominando en gran medida el negocio fotográfico de la provincia entre las décadas de 1880 a 1930.

La historia comienza en Rosario, a mediados de 1881, según datos suministrados por su nieta Juana Corti, Don Gaspar inicia su actividad como barbero y probablemente fotógrafo, en un pequeño local, ubicado sobre la calle Córdoba de esa ciudad. Del trabajo de investigación realizado en 1884 por Gabriel Carrasco en Rosario se desprende sin obtener demasiados datos que: “hay en el Rosario algunos establecimientos fotográficos perfectamente montados, cuyos trabajos pueden competir con los mejores que se hacen en cualquier ciudad”. Según datos suministrados por el investigador Juan Gómez ya existían doce estudios fotográficos rosarinos que se disputaban la clientela no sólo local, sino de los pueblos cercanos a la Provincia de Santa Fé. Es de juzgar, que de aquella liberal competencia, surja la posible decisión de afincarse en otras ciudades con menos capacidad artística.

GASPAR CORTI EN ROJAS

De este modo, y aún vigentes los resonantes festejos de la inauguración del ramal del ferrocarril Pergamino – Rojas – Junín, en aquel tiempo llamado Ferrocarril Central Provincial; llega a principios de 1886 a Rojas, Gaspar Pedro Corti.

En principio alquila un modesto local en la calle Argentina N° 323, (luego nombrada Francisco Roca y posteriormente Julio Iribarne”); donde instala su barbería y peluquería, a la cual denomina “La Florida”. Hacia diciembre de 1887 comienza a desplegar su arte, fotografiando las concebidas comuniones del 8 de diciembre, desarrolladas en la iglesia Parroquial “San Francisco de Asís”.

En 1888, Rojas contaba con una población de unos 3000 habitantes, y siendo el primer comercio de este rubro en la región, Corti crea su estudio fotográfico al lado de donde montara la peluquería, que también lo denomina “La Florida”, el mismo se hallaba estratégicamente a una cuadra de la plaza principal, del Palacio Municipal y a dos de la ya mencionada Iglesia parroquial.

A partir de 1897, adquiere la propiedad, y en 1905 construye la vivienda en los fondos y el estudio fotográfico en la parte alta. Cuando se instalan en 1901 los primeros teléfonos de Rojas, le otorgan a Foto Corti, el N° 1.

En sus comienzos, y al igual que todos sus colegas, Gaspar Pedro Corti, se dedicó en forma casi exclusiva a la fotografía retratística, alcanzando un excelente nivel artístico. Su sala estaba provista de pared y techo vidriados con varias cortinas para producir todos sus efectos necesarios de luz y sombra. Contaba con todos los adelantos de la industria moderna de aquel entonces. A la organización técnica y la comodidad de sus interiores, le agregaba el buen gusto por la estética.

Corti era considerado el más destacado fotógrafo local, su prestigio lo hacia el preferido de las principales familias de la ciudad. Todas las fotografías muestran un atento estudio de la postura de cada persona, de su vestimenta, de los elementos que debían ambientar la toma, una adecuada iluminación, y composiciones armoniosas. Los grupos familiares son de un exquisito detalle y afinados.

Era característico imprimir en los cartones de los “Portrait Gabinet”, un sello a modo de publicidad, como así también estampar los sellos húmedos al dorso de las fotografías; de los cuales Gaspar no resulto exento.

Con los años, la fotografía de Gaspar Corti, se fue diferenciando en función de las necesidades manifestadas por los clientes, retoques de negativos, iluminados, virados y distintos tamaños de ampliaciones.

Del libro de Bautizos de la Iglesia Parroquial, gentilmente ofrecido por el cura párroco de Rojas, rescatamos de sus amarillentas hojas que, el 18 de septiembre de 1889, es bautizado Gaspar Corti (hijo), nacido del matrimonio conformado por Don Gaspar Pedro Corti (italiano de 25 años de edad) y la Joven rojense, Doña Juana Simonassi de Corti, (Argentina de 18 años de edad).

A este primer nacimiento le continuarían los de: Teodoro Mateo, nacido en 1892; Dora en 1895; Otorino en 1897; Alfredo Antonio en 1899; Carlos Armando Benigno en 1901; Antonio Pedro en 1903; Alberto Ernesto en 1905; Irma Angélica Julia en 1908; Ángel en 1910 y Eugenia en 1912.

Don Gaspar Corti, no solo dejó para el pueblo de Rojas, valiosos testimonios de su actividad, permitiendo con sus fotografías recomponer la historia visual de un pueblo, hoy convertido en significativa ciudad, sino que la pobló con 11 hijos.

A su probada capacidad como fotógrafo retratista, Gaspar Corti, confeccionaba desde el tamaño más pequeño (Portrait Gabinet), hasta el tamaño natural en cuadros para adornos en salas, en lo concerniente a la persona, contaba con el afecto y la adhesión de muchos vecinos rojenses.

Mensualmente, don Gaspar concurría mediante el ferrocarril, a la Capital Federal, para adquirir los mejores útiles y productos químicos y de este modo asegurar a la clientela de Rojas que sus trabajos fotográficos serían inmejorables.

Las vistas fotográficas de Rojas, realizadas por Gaspar Corti, durante la primera década de 1890 a 1910; han sido reproducidas en numerosas investigaciones históricas, como así también ilustraron los anuarios de 1957 y 1984 de los periódicos locales: “Chispa” y “La voz de Rojas”. Logró imprimir para el pueblo, una treintena de tarjetas postales, reflejando sus calles principales, edificios públicos, etc.

De las que hemos incorporado en los enlaces (palabras subrayadas), debemos destacar que fueron rescatadas de una segura destrucción, del interior de un inmueble vendido para su demolición, las cuales se hallaban arrojadas en el sótano de la habitación matrimonial.

Fernando Luis San Martín
Agosto de 2012

Permitida la reproducción total o parcial del material aquí publicado, citando la fuente.
Las opiniones vertidas son de exclusiva responsabilidad de los autores.
© CiudadRojas, enero de 2010.